Subastas extrañas

Subastas extrañas

Curiosidades, excentricidades y más: conocé estos pecualiares artículos que se vendieron

 

En la historia de las subastas, podemos encontrar artículos inhóspitos que se terminaron vendiendo a un valor que a priori parecería ser muy alto, si uno se queda únicamente con lo que ve. Sin embargo, seguramente hay una historia atrás que puede ser que termine respaldando lo que podemos definir como subastas extrañas. También puede pasar que esa leyenda no alcance a los ojos de otras personas. Eso sucede, porque en definitiva la magia de las subastas es que se le termina poniendo un valor nominal a algo que en realidad no tiene un precio en el mercado. En definitiva, termina costando lo que la gente esté dispuesta a pagarlo, con la premisa de que, en muchos casos, las miserias de unos se pueden convertir en las riquezas de otros.

Para ilustrar con ejemplos este tipo de subastas extrañas, vamos a comentar el título de lo que se subastó, detallando a continuación la historia que termina dando sentido, o no, a su costo.

 

  • Moho: USD 14.597 

Un espécimen que Alexander Fleming utilizó en los años 90 para la creación de la penicilina terminó teniendo ese costo. Envuelto en un disco de cristal, una de las subastas extrañas tiene la certificación del propio Fleming al respecto.

Subastas extrañas

  • Porción de torta: USD 925 

Parte de la torta del casamiento que celebró la Isabel II y el príncipe Felipe en 1947, fue vendido en la casa británica, conformando así una de las subastas extrañas, no solo por el artículo en si, sino también por la conservación de la pieza.

Subastas extrañas

  • Sándwich mordido: USD 28.000 

Pan y queso conforman esta comida, que toma ese valor ya que se refleja una imagen de la virgen maría. Al parecer, fue considerada como milagrosa, motivo por el cual termina teniendo un semejante precio entre quienes pujaron.

Subastas extrañas

  • Huevo de ave de elefante: USD 100.000 

Una persona tenía esto en su casa sin saberlo. Al consultar con especialistas, le dijeron que ese huevo gigante era de ave de elefante, una especie extinguida entre los años XVII y XVIII.

Te interesa el mundo de las subastas? Hacé click y mirá todas las que ofrece Adrián Mercado