Cómo tener un pasto verde

Cómo tener un pasto verde

Seguí estos consejos para relucir tus espacios abiertos

 

El césped es precioso, da mucho reconforte a los espacios, y su presencia puede mejorar la calidad de vida. Respirar aire puro, estar en contacto con la naturaleza. Es algo vivencial, que otorga distintas alternativas a la vida cotidiana. Cómo tener un pasto verde es entender secretos para que esto finalmente termine sucediendo. De esta manera, podrás disfrutar del pequeño o gran espacio de tierra que tienes en el patio de tu casa, el lugar donde juegan o jugarán tus hijos, donde estarás tomando sol, mate o un café en primavera o en las tardes de verano. Con esto, el césped se vuelve protagonista, con vida propia. Texturas, olores, sensaciones; todo eso y mucho más podrás disfrutar. Pensar en cómo tener un pasto verde, por lo tanto, es sinónimo de darle vida, salud, así como a cualquier ser vivo que reside en el hogar.

Pan de pasto o semilla 

La cuestión es definir entre las dos opciones disponibles a la hora de decidir cómo tener un pasto verde. Cada una con sus pro y contras, te pueden ayudar a la hora de pensar en cómo tener un pasto verde. En primera instancia, el pan de pasto asegura rapidez en el crecimiento, aunque su costo es mayor. Se trata de cuadrados de césped con sus correspondientes raíces, que debés colocarlo en la tierra alisada, y regarlo con frecuencia y abundancia al menos por lo primeros 15 días para que crezca con fuerza. Por el otro lado, se encuentra el camino más largo que es el de sembrar mediante semillas tu propio pasto. El tiempo de espera para que crezca es de entre 4 y 6 meses. Conlleva un proceso de cuidado, riego y elección de la zona ya que debe tener el suficiente sol para que se fortifique, pero no demasiado para que no lo arruine.

Ver más artículos en www.adrianmercado.com.ar/blog