Desinfectar la ropa

Desinfectar la ropa

Para todos aquellos que deben salir a trabajar, les damos estos consejos con el objetivo de que no lleven riesgo a sus hogares

 

En los tiempos de cuarentena, se culpó a varios trabajadores que se encuentran en contacto con infectados por sus labores diarias, en especial a médicos y enfermeros. Además, con el paso del tiempo y la flexibilización de las medidas de confinamientos para el resto de la población, cada vez es mayor la cantidad de gente que sale a la calle para poder trabajar. Esto, desde ya, genera mayores contactos entre personas, que deberán tomar recaudos para que a la vuelta a sus hogares no contagien a nadie. Es por ese motivo, que les dejamos los siguientes consejos para desinfectar la ropa:

–  Dejar en la puerta de casa alcohol al 70% para rociarse las zapatillas y las manos. Además, tener un recipiente limpio para los objetos como billetera, llaves, etc y otro húmedo para colocar la ropa del día.

– Al llegar de la calle y si pasó por el súper, dejar las bolsas de compra en el suelo. Desinfectar la ropa para que todo lo que tuvo contacto con ella se vaya, sacándosela y llevándola a lavar. Esto debe hacerse en el lavadero y no en el baño ni cocina, ya que en esos lugares se tiene relación con infinidad de otras cosas.

– Después de hacer eso, con el balde que originalmente habíamos dejado en la puerta de entrada, debe limpiarse todos los objetos. Después de eso, hay que secarlos y dejarlos en un recipiente seco. Acto seguido, sacarse los zapatos y limpiarlos con agua y jabón. Después, y para seguir con todo lo relacionado a desinfectar la ropa,  sacarse las gafas y la prenda usada ese día. Colocarla en ese mismo balde: no se toque la cara todavía. Ir en ropa interior y sin zapatos, directo a la ducha. Allí mismo, quitarse la ropa prenda por prenda, enjuagarla y dejarla en un balde con jabón en remojo. A su vez, la toalla limpia con la que se seque también irá al lavarropas: a esa, darle sólo un uso.

– Al salir del  baño, llevar el balde con la ropa interior y la toalla al lavadero. Luego juntar el balde de la entrada con la ropa exterior y esa ropa también ponerla en el lavarropas para desinfectar la ropa, teniendo cuidado con las gafas: límpielas con agua y jabón, séquelas y úselas.

– Por último, tomar las bolsas de la compra o los productos que se trajeron desde afuera, desocuparlas sobre una superficie limpia y desinfectarlas.