Redes de protección para casas

Son un buen recurso para la protección, especialmente de niños y mascotas.

 

Cuando se piensa en lo más importante, siempre aparece en esa lista los familiares de cada uno y el amor que por ellos sentimos. Cuidarlos y protegerlos, es algo que no tiene un valor cuantificable en moneda económica, sino que la seguridad de ellos es lo más importante. Es por ese motivo, que hablaremos de las redes de protección para casas, con características de sencillez, estética y confiabilidad como sus principales ventajas.

Las redes de protección para casas son ideales para proteger a tus niños y mascotas. La amenaza de su instalación, son en muchas ocasiones las reglamentaciones de cada departamento o complejo en cuanto a fachada y los costos que supone su instalación, puede llegar a ser trabas para que se avance con su instalación.

Sin embargo, en el caso en particular de este producto, todo eso no sucede. Las redes de protección para casas son de fácil montaje y durables, con un costo razonable y excelente beneficio, no solo protegerán a tus seres queridos, sino que además hará que aves o murciélagos no accedan a tu hogar. Sumado a esto, destacamos las principales ventajas del sistema:

  • Fácil y sencilla instalación, limpia e inmediata: no se oxidan, no se pintan ni deben mantenerse. No requieren mantenimiento.
  • Sin sensación de encierro: son menos visibles que las barras de metal de una reja, por lo que proporcionan mayor visibilidad.
  • Limpieza: al no tener que romper nada para colocarlas, aseguran que tu obra se encuentre limpia. Además, son resistentes a las fuertes condiciones meteorológicas y se pueden desmontar fácilmente.
  • Seguridad: la forma con pequeños espacios en su interior, hace que los niños no puedan cruzar sus manos o pies de un lado al otro de las redes de protección para casas.
  • Estéticas: sus finas líneas no opacan la visual, por lo cual deja la visión libre para que todos disfruten.

Son dos tipos que existen de redes de protección para casas. Por un lado, las de monofilamento, confeccionadas en un solo hilo de tanza con nudos termosellados. Se hacen en rombos de 3 a los 5 milímetros. Por el otro, se encuentran las redes multifilamento, que son de 4 a 7 milímetros, también con forma de rombos, de mayor resistencia que las anteriores.

Mira todas las opciones en Gestión Inmobiliaria haciendo click acá!