Cerramiento de balcón o terraza

cerramiento de balcón

Qué es necesario tener en cuenta a la hora de pensar en hacer este tipo de obra.

 

A la hora de pensar en realizar un cerramiento de balcón o terraza, muchos pueden ser los motivos o razones que lleven a querer realizarlo. Agrandar la cantidad de metros cuadrados cubiertos, cubrirse del mal clima o realizar una parrilla son algunos de los ejemplos. Sin dudas, es una de las remodelaciones más habituales que se pueden realizar, pero para llevarla adelante, es necesario saber si es viable hacerla y si la respuesta es positiva, entender cuál es la mejor forma.

En primera medida, es necesario en el uso que le vas a dar. Sin dudas, hacer un cerramiento de balcón o terraza para integrar ese espacio a la propiedad y ganar en metros cuadrados, hará que de por sí, sea un motivo más que válido a la hora de encarar el proyecto. Eso sí, vale aclarar que esto es relevante siempre y cuando uses el espacio con frecuencia. De lo contrario, es probable que incurras en un gasto que no tendrá consecuencias positivas a futuro.

En segunda instancia, una vez que tomaste la decisión de avanzar, es necesario averiguar si en tu distrito podés hacer la obra, ya que por legislación, en algunos lugares se encuentra negada la posibilidad ya que distorsiona la fachada y los espacios comunes. Cubrirse en este sentido, te ahorrará muchos dolores de cabeza durante el proceso de obra.

En el caso de que pueda hacer el cerramiento de balcón o terraza, llega el momento de elegir el material que utilizaremos para hacerlo posible: aluminio, acero, PVC o madera son las opciones más comunes. A modo informativo, podemos decir que si bien el aluminio es la opción más delicada, también es la más costosa. El acero es la más robusta, el PVC la más liviana y la madera es la que sin dudas, necesita un mayor mantenimiento.

Por último, en cuanto al diseño, existen de los más variados y obviamente, dependerán de los gustos de cada uno. Sin dudas, lo más importante en el cerramiento de balcón o terraza, es el techo a ponerle. En este sentido, hay que considerar que si elegimos vidrio para que nos ingrese la mayor cantidad de luz a nuestra propiedad, es necesario incluir un toldo por debajo para los días de mayor calor, ya que sin eso sería imposible disfrutar del espacio.