Comunicación - Adrián Mercado

Adrián Mercado en Infobae

Efecto dólar: las inversiones van a inmuebles y a bonos en pesos La divisa está más inclinada hacia la baja que a la suba, en el corto plazo. La proximidad de fin de mes atenta contra su precio. Restan liquidar unos USD 10 mil millones de las cosechas

El mercado conoce todos estos datos y continúa apostando a las inversiones en pesos. De hecho, hay una fuerte expectativa por lo que sucederá en las próximas licitaciones de Lebac.

La confirmación de que la elección en la provincia de Buenos Aires terminó con una diferencia más que ajustada entre el kirchnerismo y Cambiemos alentó a asumir riesgo porque los inversores descuentan que en octubre no hay complicaciones para el oficialismo.

La diferencia con el pasado reciente es que todos los movimientos en dólares y en pesos, no son violentos. No hay volatilidad. La cautela prima en la Bolsa, en los bonos y el mercado inmobiliario. Si bien el Merval de las acciones líderes sube diariamente, lo hace de manera moderada.

En la plaza cambiaria, el movimiento no es distinto. El dólar al público, el que se vende en bancos y casas de cambio, se mantuvo en $17,49, mientras que en la plaza marginal el "blue" cerró a $18,31, en ese caso aumentó tres centavos respecto del cierre del viernes.

La diferencia con el pasado reciente es que todos los movimientos en dólares y en pesos, no son violentos. No hay volatilidad

El dólar "hoy", el que se negocia entre bancos, operó USD 437 millones, un monto relativamente moderado. El mercado abrió con posturas de $17,245 vendedor, pero a las 10:50 se hizo la primera operación a $17,22. Pronto se repuso y terminó a $17,235 por unidad, 1,5 centavos por encima del viernes.

En cambio, el dólar mayorista, el que se utiliza para liquidar operaciones de comercio exterior, perdió menos de un centavo y cerró a $17,2155, informó el Banco Central de la República Argentina.

En el mercado de futuros, con escasas operaciones, los precios cerraron en baja para la mayoría de los plazos: 0,32% para el fin de mes que terminó a $17,27 y 0,14% para el cierre de enero, a 18,82 pesos.

Las reservas crecieron USD 357 millones, a USD 49.379 millones. El único cambio en la composición de las reservas es que el Banco Central le compró al Tesoro USD 600 millones, pero esas divisas ya estaban dentro de las reservas porque integraban la cuenta del Tesoro en la entidad. Ahora esos dólares pasaron a ser reservas de libre disponibilidad y el Tesoro se hizo de pesos. Por otra parte, el Central ganó USD 98 millones por la suba del euro en los mercados externos. El único pago que se hizo fueron USD 9 millones a Brasil.

Hubo un cambio en la composición de las reservas porque el Banco Central le compró al Tesoro USD 600 millones que estaban en sus cuentas para cubrir necesidades de pesos

En el mercado de bonos de la deuda, se operó un volumen moderado de $7.677 millones. El Bonar 2024, el título de referencia en dólares que tiene ley argentina, casi no tuvo cambios porque subió apenas 0,08%. Lo más sobresaliente fue el Bono del Tesoro en pesos que vence en 2018, que aumentó 0,27 por ciento.

Entre Lebac y Letes se operaron $45.954 millones, un monto elevado, por cierto. Las tasas de Lebac se mantuvieron en los mismos niveles.

En la Bolsa, no hubo euforia. La baja de más de 2% del petróleo en el mundo afectó a papeles clave. Se negociaron $429 millones y el índice Merval de las acciones líderes cerró con una leve caída de 0,08 por ciento.

La caída de Petrobras 1,27% y de YPF 2,25% fueron decisivas para inclinar la balanza a terreno negativo. Pero hubo papeles sobresalientes como los de Transener 4,86% y Telecom 3,82%. La construcción también incide. Por caso, la cementera Holcim aumentó 0,72% y es un papel buscado junto a Siderar porque se ven favorecidos por la construcción privada y pública.

El auge de la edificación se nota en Buenos Aires y en el interior por el auge del agro. Adrián Mercado, agente inmobiliario, dijo que hay barrios colapsados y que la construcción se extendió a Caballito y más allá y alcanza a zonas que hasta ahora no eran tenidas en cuenta. De hecho, hay contraste en algunos barrios entre las nuevas torres con amenities y las antiguas edificaciones.

Lo cierto es que la inversión en inmuebles va creciendo notablemente, junto a las colocaciones en pesos. El abaratamiento del dólar alienta la compra de inmuebles y la toma de créditos hipotecarios. A estos sectores apuntan los inversionistas, además de las energías renovables.

Los bancos son beneficiarios del movimiento. Macro aumentó 1,89% y en lo que va del mes subió casi 20%. Galicia gana 20,74% en lo que va de agosto.

Infobae - 28/08/2017