Buen momento para alquilar

Buen momento para alquilar

Para quienes no pueden acceder a su casa propia tenemos una buena noticia: hoy en día conviene alquilar.

Si tenés que rentar porque no te queda otra alternativa no te sientas tan mal: hoy en día es un buen momento para alquilar. Por las fuertes devaluaciones en combinación con el cepo cambiario y sumado a la poca oferta de créditos hipotecarios atractivos, comprar una propiedad se transformó en algo complicado para el común de la gente. Además, la rentabilidad en dólares se ubica en niveles muy bajos, de los mayores en los últimos años: solo 2,5% anual en dólares.

Esto último, la escasa rentabilidad, hace que sea un buen momento para alquilar para aquellos que tienen el dinero en la mano. Con esa plata, pueden invertirla en un desarrollo inmobiliario por ejemplo o en algo que les dé mayor ganancia a futuro que simplemente una propiedad usada.

Por otro lado, podemos decir que la oportunidad para alquilar también se ve en cómo se está moviendo el mercado en estos momentos de pocas ventas: el valor de venta en las propiedades no baja, pero si lo hace en los que son para alquilar. Esto es lógica pura: nadie va a regalar un inmueble del que se desprende para siempre y al que seguramente le quiera sacar el mayor provecho económico posible. Sin embargo, seguramente que sí negociará un alquiler, ya que si no lo renta, la propiedad estará desocupada sin generar ganancias.

Por su parte, las altas tasas de financiamiento que hoy en día tenemos en nuestro país, hace que sea difícil pensar en la solución de crédito hipotecario, por lo que se termina ratificando que es un buen momento para alquilar y esperar antes de endeudarse por gran cantidad de años.

Como conclusión, siempre está rondando la pregunta ¿Alquilar es tirar la plata? Sin dudas, para responder tendríamos que evaluar cada caso en particular, pero si vamos a lo general, podemos decir que podría ser más rentable abrir la cabeza y no quedarse con lo primero que se cruce. Opciones en el mercado inmobiliario hay muchas y de distintas particularidades.