Cómo ahorrar energía eléctrica

ahorrar energía eléctrica

Existen tips para gastar menos en tu próxima factura de luz. En esta nota, te los compartimos para que tu billetera crezca inteligentemente.

 

No se trata de censurar ni de dejar de utilizar los servicios. Tampoco de vivir a oscuras ni afectar la calidad de vida que se venía llevando.

Existe la posibilidad de ahorrar energía eléctrica, aprendiendo a hacer un uso responsable y moderado sin gastar de más. Además, esto ayudará al medioambiente, por lo que la conveniencia es por todos lados.

1) Cambiá a bombillas LED:

Para comenzar a ahorrar energía eléctrica, la opción más sencilla es cambiar a lámparas LED.

Este tipo de iluminación tiene mayor eficiencia energética y permite un 80% de ahorro respecto a otras opciones. Una bombilla LED de unos 14W equivale a una incandescente de unos 100W. Además, duran más y pueden proporcionar una luz más limpia y de aspecto más natural.

 

2) Desconectá los artefactos que no uses:

En infinidad de veces, televisores, aires acondicionados, computadoras y otros artefactos, permanecen encendidos a pesar de que no les demos uso.

Reducir su utilización, hacerlo en pequeños fragmentos de tiempo o hasta dejar de hacerlo, es una excelente opción.

 

3) Limpiá las bobinas y el motor de tu heladera:

Hacer eso, asegura que el aire pueda circular libremente y se efienticise su uso, por lo tanto podemos ahorrar energía eléctrica de esa manera.

Lo ideal es limpiarla 1 vez por año, para asegurar su excelente funcionamiento.

 

4) Regulá el aire acondicionado:

Por cada grado que bajemos en verano o que subamos en invierno, se puede llegar a ahorrar un 3% de luz.

Es posible permanecer en un buen microclima sin necesidad de excederse.

Además, es fundamental que los filtros estén siempre limpios, para que el aparato no funcione forzado, lo que haría que gaste más energía para cumplir su tarea.

 

5) Lavarropas más eficiente:

Este artefacto es de los que más luz gasta. Se puse ahorrar energía eléctrica si se elige uno de carga frontal, ya que utilizan menos agua y energía y hacen un trabajo superior de limpieza de ropa. Además, requieren menos detergente que las máquinas de carga superior.

 

6) Usá barreras naturales:

A modo de ejemplo, te decimos que es útil plantar árboles de hojas verdes caducas en el lado soleado de tu hogar. En los días del verano, proporcionan una cortina fresca, que reduce la incidencia directa del sol. De esta manera, la casa estará menos calurosa y evitarás prender muy seguido el aire acondicionado.