Crecimiento inmobiliario rural

En los últimos meses se viene observando una tendencia alcista. Conocé los motivos.

 

Durante la pandemia y la parálisis económica, muchos negocios se vieron afectados en su actividad normal, lo que provocó severos daños y hasta la quiebra en alguno de ellos. Sin embargo, no todo es negro y en algunos rubros, la economía comienza a mostrar síntomas de recuperación versus meses anterior. Tal es el caso del crecimiento inmobiliario rural, que registró en junio una suba de casi el 90% en sus operaciones con respecto a mayo. El dato no es menor, e invita a ilusionar a las personas que integran ese mercado, más que nada porque se está volviendo una tendencia, si consideramos que en mayo ya se había observado una suba del 25% con respecto a abril.

A la hora de buscar los motivos del crecimiento inmobiliario rural, los especialistas hablan de dos factores que se combinan para generar una mayor demanda: por un lado, la baja en el valor de los campos que es una realidad que se fue dando desde principio de año y que hoy en día se encuentra confirmada a raíz de los últimos sondeos generados en el mercado y por el otro, el poder que tomó el dólar billete en el mercado y en este tipo de negociaciones en particular, que termina por inclinar la balanza. Muchos propietarios de tierras necesitan los pesos para generar mano de obra y trabajar su tierra, por lo que la suba del dólar los benefició de cara a maximizar su capital de trabajo disponible.

El crecimiento inmobiliario rural llegó para quedarse al parecer, al menos hasta que la relación dólar/propiedades sea beneficiosa como en estos momentos y que de ambos lados de la mesa de negociación se encuentren las señales que demuestren la fructífera relación.

Encontrá los mejores campos haciendo click acá!