Secretos para ampliar un monoambiente

Secretos para ampliar un monoambiente

Cómo ganar espacio dividiendo tu departamento y no perder el estilo ni el buen gusto en el intento.

 

Si contás con pocos metros cuadrados o no son los suficientes para cubrir con tus necesidades físicas, tené en cuenta que ampliar tu monoambiente es posible con ingenio y sin gastar mucho dinero como puede sospecharse en un principio.

El primer paso para ampliar un monoambiente, es pensar en el espacio disponible y en cómo te gustaría que fuera lo que proyectás. Es decir, dejar planteado de manera clara, qué lugar dejarás para dormir, cuál será el comedor, a dónde estarán el sillón y la TV y de qué manera diferenciarás las zonas.

También debés plantear el escenario en el caso de que uses el departamento como lugar profesional por ejemplo: si querés poner un escritorio, oficina o escritorio, es fundamental que hagas un plano en tu cabeza para imaginar los lugares disponibles a cubrir y que de esa manera, puedas ampliar un monoambiente de forma eficaz.

 

Decoración: una gran aliada

Los objetos que incluyas en tu departamento, pueden ser una posibilidad óptima para ampliar un monoambiente y diferenciar espacios.

Por ejemplo, podés incluir separadores de ambientes de madera, como lo pueden ser una biblioteca o estantería, que además de lograr el cometido, te aportarán calidez que es difícil de conseguir con otro material. Además, los muebles con estantes permiten la subdivisión física contundente, pero sin ser chocante desde la visual como podría ser una inobjetable pared.

Siguiendo esta línea, otra opción puede ser incorporar un placard o armario, que además de separar, te permite guardar cosas. Con esto, podés lograr el doble efecto y aprovechar el espacio disponible que nunca está de más. A esto, además, podés sumarle que la parte de atrás del mueble sea respaldo de cama, lo que te aportaría la triple funcionalidad de división, guardado y esta tercera.

Siguiendo por el lado de la decoración, para ampliar un monoambiente podemos incluir la opción de cortinas que sin dudas son una excelente solución. En este caso, hay variadas para elegir, por lo tanto, pueden adaptarse al estilo y gusto de cada uno. No solo eso, sino que pueden combinar con todo lo que ya tenés de mobiliario, para no hacer traumático el proceso de adaptación.  Además, pensar en una cortina te asegura más espacio, ya que es poco el grosor que tienen y pueden cubrir desde el techo al piso, es decir, la totalidad del espacio.

 

Durlock: una opción liviana y eficiente.

Las placas de durlock pueden ayudarte a ampliar un monoambiente. Construidas a base de yeso, te aportan división robusta con materiales fáciles de implementar y livianos. Sumado a eso, con esta tecnología podés jugar con las alturas y los anchos, teniendo en cuenta que la pared la hacés a tu gusto, dejando los espacios disponibles que quieras.