Seguridad eléctrica en el hogar

seguridad eléctrica en el hogar

Vivir tranquilo y seguro no tiene precio. Para que puedas lograrlo, te contamos los siguientes consejos.

 

La seguridad eléctrica en el hogar es fundamental para no tener problemas en el presente, pero tampoco en el futuro. Tomarlo a conciencia, entendiendo que no solo corre riesgo algo material en el caso de tener un inconveniente, sino que puede llegar a afectar las vidas tuya y de tus seres queridos, es lo que debe hacernos reflexionar sobre la posibilidad de invertir tiempo y dinero en esto.

Dado que la mayoría de los incidentes hogareños en relación a la electricidad son por descuidos, te dejamos esta lista de advertencias para que estés atento y no sufras ningún episodio desagradable:

 

Seguir las instrucciones de los fabricantes:

Los aparatos eléctricos y electrónicos vienen acompañados de instrucciones para su correcta utilización. Las mismas son dadas por el fabricante.

Si usamos de forma distinta a lo recomendado los aparatos, corremos riesgos de tener un problema con la seguridad eléctrica del hogar.

Hay que prestar atención al voltaje indicado y en el caso de baterías recargables, debe utilizarse el cargador y las baterías recomendadas, de lo contrario, se podría generar un incendio.

 

No utilizar artefactos eléctricos en zonas húmedas:

Usar aparatos eléctricos en lugares húmedos como por ejemplo la ducha o la bañera, puede ocasionar electrocución e incendio y atenta contra la seguridad eléctrica en el hogar.

Además, en el área de lavandería, se debe prevenir el contacto del agua con los aparatos.

 

Desconectar los aparatos en la forma adecuada:

No retirar nunca los aparatos tirando del cable, ya que puede producir que éste se tensione, generando un corto. Si llegado al caso esto hace chispas, puede generarse un incendio.

 

Cuidado con las lámparas y las redes de potencia:

Para tener seguridad eléctrica en el hogar, es necesario que las lámparas estén instaladas con la potencia correcta para evitar sobrecalentamiento. Prestar atención a esto es vital.

 

No utilizar muchos aparatos en una misma conexión:

Esto puede generar sobrecalentamiento por la exigencia y el consecuente incendio de las partes.