Climatizar la pileta

Climatizar la pileta

Conocé las formas de alargar la temporada 

 

Tener aguas cálidas en tu hogar, hace que el goce dure más y no sea solo en temporada de verano. De esa manera, podrás estirar el uso de un elemento clave de la casa que genera tanta alegría en toda la familia. Climatizar la pileta es clave para generar eso y aquí te daremos ideas para que, en función a tus posibilidades, puedas amoldar lo disponible y hacer realidad. Con eso, no habrá impedimentos a partir del factor climatológico, sino que únicamente lo que pesará a la hora de usar tu piscina será las ganas de meterte

El objetivo para poder disfrutar del agua todo el año, es que su temperatura esté entre 27 y 28 grados. Para eso, en primera medida es necesario un estudio detallado de todo lo que rodea al lugar, ya que no es lo mismo climatizar la pileta cuando ésta se encuentra en un lugar frío de muy bajas temperaturas, por ejemplo. También, influye las dimensiones que tenga junto a su profundidad o el objetivo final que se desee alcanzar, ya que no es lo mismo pretender que la pileta esté disponible todo el año o que solo se pueda estirar su uso para la primera, en donde ya empiezan a aparecer los primeros calores de la temporada. 

De cualquier manera, en primera instancia hay que evaluar los cobertores que puede tener el lugar para climatizar la pileta. Podemos encontrar los llamados cobertores solares o de burbujas, que se apoyan sobe el agua y al pegarle el sol, climatizan lo que hay debajo, además de mantener el agua protegida. Además, tenemos las cubiertas bajas o las altas, que son materiales plásticos que con un cerramiento, permiten tener el agua templada. 

Sumado a esto, tenemos que sumarle sistemas de calefacción que los podemos dividir en bombas de calor, calentadores eléctricos e intercambiadores de calor. El primero usa la energía eléctrica para climatizar la pileta, a través de un calentador por el cual corre el agua. El segundo, se usa gas natural de la caldera, estableciéndose un circuito en el cual el agua de la pileta va a la caldera, a donde se calentará y volverá cálida. El tercero, por último, es el uso de paneles solares para climatizar la pileta. En este caso, se usa la energía solar para producir un calentamiento en el agua de nuestra piscina.