Decoración con espejos

Decoración con espejos

Ideas prácticas y elegantes, para que puedas dejar el interior de tu hogar con estilo propio.

 

Los espejos son luminosos, prácticos y sencillos. Aportan frescura y dan la sensación de profundidad y amplitud. Eligiendo su lugar adecuado dentro del hogar, podremos conseguir distintos efectos y lograr una decoración con espejos que marque la diferencia, diferenciándose de todo lo antes conocido. A continuación, compartimos idea para que puedan adaptar todo este contenido a sus posibilidades y espacios, para salir de lo normal y adentrarse al mundo de la innovación.

 

Usar los espejos en beneficio propio

Según lo que busquemos y nos interese, pensaremos en una ubicación acertada para lograr tal finalidad y hacer que la decoración con espejos genere el efecto deseado. Por ejemplo, podemos colorar un espejo arriba de un objeto que queramos resaltar, como puede ser una chimenea

Si en cambio queremos generar mayor luminosidad en una habitación pequeña, además de dar la sensación de mayor amplitud, con los espejos también podemos generar eso. En este sentido, una buena idea  para profundizar espacios, es la de ubicarlos en simulación de puertas o ventanas, para de esa forma hacer una continuación de los espacios.

Rompé los esquemas

Como dijimos, con la decoración con espejos podemos lograr efectos que serían imposibles con otros artículos. Esa magia, depende de la ubicación que le demos a los mismos y de lo jugados que seamos a la hora de buscar la tan deseada originalidad.

Por ejemplo, si nos centramos en el dormitorio, lo clásico sería tener un espejo en el tocador, otro en el vestidor o armario y uno más en la pared de forma decorativa. Si además de eso, pensamos en un espejo en uno de los costados o vértices de la habitación, podríamos lograr un efecto diferenciador que aporte otras ópticas del espacio y que rompa con la monotonía.

Decoración con espejos XXL

Los espejos grandes no solo aportan amplitud, sino que también nos darán elegancia y presencia, en conjunto de practicidad. El recibidor, dormitorio o comedor son lugares ideales para este tipo de elementos, que sin dudas van a destacar dentro del hogar.

Innová con las formas 

No te quedes solo con el clásico rectangular o cuadrado. A la hora de la decoración con espejos, tené en cuenta triángulos, círculos, semiesferas o lo que sea que pueda brindarte cambiar de aires. Además, tené en cuenta que una pared completa con espejos de distintas formas puede quedar muy bien, dándole versatilidad a los espacios.

 

En definitiva y como para resumir, recordá que los espejos pueden ser un gran aliado para encontrar el estilo propio y la diferenciación, además del buen gusto.