Decoración de oficinas: consejos para que mejores tus espacios

decoración de oficinas

En Adrián Mercado Gestión Inmobiliaria, te contamos qué tener en cuenta para mejorar la decoración de oficinas y que disfrutes de tu espacio de trabajo.

 

En la mayoría de los casos, en las oficinas pasamos más tiempo que en nuestra casa. Sentirnos cómodos entonces, se vuelve un plus a la hora de encarar el día a día.
Las oficinas pasaron de ser lugares oscuros y fríos, para tener vida propia con los detalles personalizados que cada empresa le puede poner, además del confort y la calidez.

Por otro lado, el hecho de que cada organización se esfuerce por darle a sus empleados un mejor espacio laboral con la decoración de oficinas, los hará trabajar motivados y cómodos, optimizando su productividad.

Cómo decorar una oficina:

Pensar previamente en cómo sería el lugar, con los elementos y objetos básicos bien dispuestos y siempre a mano, con accesorios y muebles confortables y funcionales, nos resolverá de manera más eficiente cualquier tarea que estemos llevando adelante, reduciendo la probabilidad de que eventos negativos sucedan.

Mobiliario:

Los muebles deben coincidir con el tipo de actividad que tenga la empresa. Mientras más personalización tenga en la decoración de oficinas, más resultados se obtendrán.
Cada mueble que usted incluya debe facilitarle el trabajo a sus empleados y además, hacerlos sentir más cómodos en el día a día.

Accesorios lindos y prácticos:

Adornos y acentos nos ayudarán a mejorar la visibilidad. Lo relevante, es que sean incorporados a través de la lógica de mejorar los espacios, con el foco puesto en mejorar el rendimiento de los empleados y el orden del espacio.

Color de las paredes:

Los colores tienen significados y hablan de la empresa. Elegir los apropiados para la tuya, hará no solo transmitir los valores de la misma, sino que también alientes a tus empleados a ser parte de ellos.

Iluminación:

Aunque la luz ideal es la natural, algunos elementos de iluminación artificial son sumamente valorados y aportan un clima mejor en espacios cerrados.
En este sentido, podemos encontrar la iluminación general (que afecta a todos los empleados por igual), la particular (para que cada empleado desarrolle sus tareas correctamente en el puesto de trabajo) y la decorativa (que realza las áreas comunes).