Atraso en el pago de expensas, ¿De quién es la culpa?

Tres de cada diez propietarios o inquilinos, en promedio, están atrasados con el pago de expensas. ¿Es culpa de ellos, del portero o de quién?

 

Las expensas es un gasto que se ajusta según la inflación y que es como la mugre, por más que la tiremos debajo de la alfombra, siempre va a estar pegándole al bolsillo. No se puede escapar de ella.

En el 2019, la proyección de aumento es del 35%, mientras que en 2018 fue de 43%. Esto produce que cada vez más consorcios pasen de portero full time, a un encargado al cual se le paga por horas. La creatividad a la orden del día intenta reducir costos, aunque es cierto que es servicio prestado también merma.

Obviamente, la zona en donde se encuentre emplazada la propiedad hace que las expensas cambien de valor. No obstante, nadie está exento de ese canon y en muchas ocasiones, su valor desmedido o inapropiado, hace que se dejen de concretar operaciones de compra y venta. Hoy en día, es costo de las expensas, junto a los servicios que vienen aparejados del mismo, son datos claves a la hora de elegir una propiedad por sobre otra.

Todo el aumento registrado en el costo de las expensas, que en algunas personas fue hasta mayor que el ajuste que recibieron en sus salarios, hizo que empiecen a aparecer cada vez mayor cantidad de deudores por consorcio. La situación del país no es la mejor y si encima los servicios aumentan desmedidamente, dificulta que la gente pueda realizar el pago de expensas. Esto, además, complica al resto de los vecinos que sí abonan su cuota, porque la misma no alcanza para cubrir gastos comunes básicos.

Durante el presente año, se duplicó el número de deudores por la falta en el pago de expensas y la tendencia de los próximos meses no indica una recuperación en esta preocupante métrica.

Las consecuencias de este incumplimiento van desde el desalojo para aquellos que alquilan, hasta la posible quita de la propiedad para solventar las deudas, en el caso de los propietarios.

Los datos que arroja la Ciudad de Buenos Aires, indican que el 70% de los vecinos viven en edificios y en promedio, para aquellos que alquilan, el 54% de su sueldo va a parar a ese gasto.

La problemática sin dudas es preocupante y deberá encontrarse la mejor manera para mantener costos acordes, manteniendo condiciones óptimas para vivir, sin que el pago de expensas sea un problema.