Proteger tu casa de la lluvia

Proteger tu casa de la lluvia

Con la llegada de las temporadas más húmedas del año, te damos consejos para que no sufras los embates del agua. 

 

Si bien Argentina no es un país que se caracterice por ser húmedo ni de alta temporada en precipitaciones, es bueno tomar ciertos recaudos para que en el caso de que las hubiera en abundancia, éstas no generen ningún perjuicio. Cuidar los materiales de tu hogar, no solo para que no se dañen irreversiblemente sino también para que tengan mayor durabilidad a lo largo del tiempo, te hará no incurrir en gastos innecesarios. Además, con los cambios climáticos que se viven a nivel mundial, nunca se sabe cuándo puede ser el momento en el cual nos toque por algo semejante. Por eso, proteger tu casa de la lluvia es una buena recomendación. 

En primera instancia, es necesario que impermeabilices y limpies la azotea. Con eso, cuidarás la capa protectora máxima, que es el techo y el que recibe las primeras consecuencias del agua. Al aplicar impermeabilizante por un lado, vas a proteger tu casa de la lluvia ya que no ingresará humedad y al liberar las azoteas por el otro, vas evitar las acumulaciones de líquido, que consecuentemente puede significar explosión interna de pintura u otras externalidades, por el agua que emerge. Esto además, conlleva una limpieza a conciencia de caños y tuberías, para que lo que cae de las lluvias fluya correctamente, sin tener atascos.  

En segunda instancia, para proteger tu casa de la lluvia es relevante que revises a menudo la instalación eléctrica. Con agua en abundancia e irregular situación de cables, es posible que se generen cortocircuitos que en definitiva, podrán afectar artefactos o distintas cosas del hogar.  

Por último, tené en cuenta podar los árboles cercanos para proteger tu casa de la lluvia. Las fuertes precipitaciones que muchas veces son acompañadas de ráfagas de viento o correntada en la calle, puede ser un perjuicio para autos o transeúntes