Sistemas de riego

Sistemas de riego

Ideas prácticas para que puedas tener tu parque bien hidratado 

 

Se aproxima la primavera y con ella, las flores cobran vida. La naturaleza se apodera de nosotros y da lugar a la oxigenación tan necesaria a la hora de respirar aire puro. Si tenemos espacio en nuestro hogar, sin dudas que desarrollar un lindo jardín nos dará la posibilidad de vivir en un entorno más saludable. Para que es suceda, más allá del diseño correspondiente, es necesario poder mantenerlo en el tiempo y que esa tarea no demande mucho tiempo, razón por la cual aparecen los sistemas de riego, que nos ayudarán a que nuestro césped y plantas tengan el agua necesaria para que luzcan de la mejor manera. 

Está claro que como todo en la vida, es mejor un sistema de riego que calce con el espacio a cubrir, como para que sea funcional y además, para no gastar dinero de más. Es por eso, que te contaremos opciones a modo de informarte al respecto. 

Tipos de sistemas de riego: 

  • Riego por goteo: es ideal para hidratar plantas o flores. Aplica pequeñas gotas de agua en las raíces de las mismas, por lo cual su colocación debe ser estratégica. De ahí es la clave por la cual se logrará ser eficaz. Además, tiene otro objetivo que es suministrar la cantidad justa de agua para no malgastar ese bien natural. 
  • Riego por asperción: es útil para parques con grandes superficies de pasto y plantas bajas. Funciona a través de aspersores que se colocan debajo del pasto y mediante una red de tuberías que se propulsan a través de una bomba de agua que le otorgue presión, se da hidratación a todo el lugar cubierto. 
  • Riego por nebulización: en este caso, el agua es suministrada en un formato de gotas muy pequeñas, parecidas a una garúa o neblina. Es usado en invernaderos por ejemplo y ayuda a que baje la temperatura de los cultivos.