Vivir solo: lo necesario para largarte

vivir solo

¿Estás pensando en irte a vivir solo? En Comunidad Adrián Mercado te damos los siguientes consejos para que sepas por dónde empezar y termines de decidirte.

 

Cuando alguien decide ir a vivir solo, surgen dudas sobre lo desconocido y proponen un desafío de cambiar las cosas que se tenían hasta el momento:

¿Qué voy a comer? ¿Quién me va a cocinar? ¿Quién va a lavar la ropa? ¿Cómo debo hacer con los impuestos? Estas, son algunas de las preguntas que pueden surgir y que te ayudaremos a esclarecer para que tu único pensamiento sea el de disfrutar tu propio espacio.

 

Definición de lugar y presupuesto:

Lo primero que debe saberse para irte a vivir solo, es a qué lugar iré. Establecer de acuerdo a mi presupuesto el lugar y si puedo mantenerlo en el tiempo, es vital para que el proyecto tenga éxito.

En este sentido, hacer un presupuesto sincero, en donde figuren tus ingresos, pero también todos los egresados ya comprometidos junto a los que vendrán por el hecho de irte a vivir solo, te darán posibilidades en la búsqueda del  lugar.

Es importante no subestimar gastos, como los servicios o la comida, ya que puede modificarte drásticamente el escenario.

No vayas más allá de lo que podés afrontar porque entrarás en problemas. Tratá de tener siempre un resguardo económico para afrontar imprevistos en el caso de que haga falta.

 

Búsqueda del lugar:

Encontrar lo que esperás quizás no sea fácil. Armate de paciencia y disfrutá el camino, usalo para aprender. Como motivación, pensá siempre que estás buscando el lugar donde vivirás infinidad de momentos felices con tus seres queridos.

Internet puede ser una buena herramienta para achicar la lista de posibilidades. Con tan solo chequear el sitio webs de inmobiliarias y ver las fotos, podrás ir dejando de lado lo que no te interesa, como para que la búsqueda no se haga eterna.

Además, a través de este medio podrás segmentar tu búsqueda por barrio, confort, tamaño, valores, etc., por lo que tu primer filtro puede ser completo.

 

Lo relevante en una propiedad:

En el momento de la visita presencial, chequeá cada rincón de la misma. Para tener en cuenta, lo relevante es que no tenga humedad, que ande la luz, las canillas, la ducha y el inodoro.

Además, te puede ayudar investigar la zona mediante preguntas a los vecinos, como para asesorarte de primera mano cuáles son las condiciones de vida.

 

Lo necesario:

Después de encontrar tu lugar, hacé un listado de cosas que necesitás para vivir. Priorizá lo importante como la heladera o la cama y dejá para más adelante cosas como microondas o aspiradora.

Hacé una lista para que puedas proyectar en el tiempo, según la prioridad que asignes y teniendo en cuenta tu presupuesto, los productos a adquirir.

 

Con estas recomendaciones, seguramente estarás más cerca aún de irte a vivir solo. Tené en cuenta que si lo hacés, cuanto antes aprendas algunos hábitos básicos de supervivencia disfrutarás más la experiencia. Barrer, limpiar, ordenar, cocinar, lavar tu ropa, planchar para tener un hogar lindo y limpio siempre mejora el ánimo.